29 de June del 2022 a las 21:05 -
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Irina Karamanos: “un error administrativo”
La zarina “Made in Chile”, Irina Karamanos, deberá esperar otra oportunidad para patentar su nombre, quien sabe en una calleja o alguna plaza de algún pueblo perdido del país, para comenzar con disimulo su zarismo a la chilena.

(escribe prof. Alejandro Carreño T.) No hay caso con el Gobierno de Gabriel Boric. De vuelta de mis breves vacaciones me encuentro con que Irina Karamanos, la pareja del Presidente fue, por un día, el nombre que recibió su Gabinete: “Gabinete Irina Karamanos” en reemplazo de “Gabinete de la Primera Dama”. Para el lector latinoamericano que tal vez no la conozca, Irina es un personaje también desconocido en Chile. Es una especie de zarina que gobierna desde las tinieblas. Apareció para el Cambio de Mando y en otras ocasionales situaciones, como cuando la pareja buscaba su residencia en Santiago, cerca del Palacio de La Moneda. Personalmente, la imagen que tengo de ella es borrosa y, sinceramente, no la recuerdo.

Pero lo cierto es que, como ocurre con los personajes siniestros reales o literarios (pienso en El Señor Presidente, de Miguel Ángel Asturias, el Gran Hermano, de Georges Orwell o Alfredo Stroessner), el cambio de nombre del Gabinete que idolatra a la pareja del Presidente, propio de un servilismo vergonzoso hasta el último centímetro de la piel, provocó el estallido político y social cuando se dio a conocer la noticia el martes pasado, y cuyos efectos se sienten hasta hoy, una semana después cuando escribo esta columna. La historia de este “error administrativo”, como lo llamó La Moneda es, como veremos, de larga data.

"Nadie del comité político tuvo acceso a esa información hasta que se divulgó, se tematizó y se resolvió, al día siguiente, en un día", declaró el ministro Secretario General de la Presidencia, Giorgio Jackson (cooperativa.cl del lunes 27 de junio). Las palabras del ministro Jackson son difíciles de creer porque, si bien fue el martes 21 recién pasado cuando se conoció la Resolución Exenta Nº 442, emitida por la Dirección Administrativa de la Presidencia de la República, que modificaba el nombre del “Gabinete de la Primera Dama” por “Gabinete de Irina Karamanos” (biobiochile.cl), lo cierto es que este cambio se fraguó al día siguiente del Cambio de Mando, o sea, el 12 de marzo pasado.

Por eso no le creo al ministro Jackson quien, a mi juicio, miente descaradamente.  Ese día sábado 12 de marzo, a las 11:32 AM, se registró la página web www.gabineteirina.cl, por un año, a nombre de Luis Enrique Escalona Venegas, Ingeniero Civil industrial, actual jefe de Seguridad y Comunicaciones de la Presidencia de la República. Seis días después el mismo profesional, cuya  remuneración mensual supera los 4.4 millones de pesos, inscribió el sitio “www.gabineteirinakaramanos.cl”, también por un año. De acuerdo con BioBioChile, ambas direcciones fueron registradas en la plataforma web NIC Chile, ente dependiente de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile que administra los dominios terminados en “.cl”.

Por cierto, ante la avalancha de críticas de diversos sectores políticos y de la propia sociedad a través de las redes sociales, el “Gabinete Irina Karamanos” duró menos que la lombriz en el pico del zorzal, como decimos en Chile ante triunfos pírricos, sin ninguna trascendencia. El “asunto afecta la imagen de La Moneda”, admitió el ministro Jackson en un programa televisivo. Por su parte el Presidente Boric declaró el viernes pasado que el tema “está absolutamente superado, corregido, y la disposición y el trabajo que está llevando adelante Irina es lo que se señaló en campaña”. El “error administrativo no lo conocía” ninguno de los ministros del comité político: Izkia Siches, de Interior, Camila Vallejo, Vocería, Antonia Orellana, Mujer y Equidad de Género y Mario Marcel, Hacienda.

¿Puede usted, lector, creer que después de casi cuatro meses nadie en La Moneda sabía de este “error administrativo”, engendro de un simple funcionario? Lo peor es que durante su campaña el candidato Gabriel Boric afirmó que terminaría con el cargo de Primera Dama: “Nosotros vamos a abolir esa institución y generar una instancia que sea transparente, que esté en función de mérito y carrera funcionaria y no de afinidad o relación sentimental o de sangre con el presidente o presidenta” (Fuete: nostálgica.cl del 20 de enero de 2022). ¿Cómo creerle al ministro Jackson? ¿Cómo creerle al Presidente Boric? Ambos mienten. Miente el Comité Político. Miente La Moneda. Los hechos son tan claros como la nieve que cayó ayer en el patio de mi casa.

La zarina “Made in Chile”, Irina Karamanos, deberá esperar otra oportunidad para patentar su nombre, quien sabe en una calleja o alguna plaza de algún pueblo perdido del país, para comenzar con disimulo su zarismo a la chilena. Por eso, si el ministro Jackson cree que su explicación resuelve el problema, está muy equivocado. Lo agrava más todavía, pues deja en evidencia la absoluta descoordinación que habita en La Moneda, donde cada uno de sus habitantes hace y dice lo que se le da la real gana, evidenciando un gobierno sin rumbo, completamente a la deriva.

De vuelta de mis breves vacaciones, me doy cuenta de que La Moneda sigue creyendo que los chilenos somos no sé qué, un pueblo híbrido entre ingenuo e idiota. Nadie, incluso sus adherentes, puede creer que en Palacio ignoraban la orwelliana determinación que se había asumido y decretado por iniciativa de un asesor chupamedia de la oficina de Irina. Si pasaba, pasaba. Luego vendría otro “error administrativo” y luego otro más, hasta configurarse la sumisión plena a los arbitrios de Su Excelencia y pareja, como en la literatura, como en la vida.

El caso “Irina Karamanos” es un episodio vergonzoso y preocupante, pues deja al descubierto la falta de seriedad y de principios con que se administra Chile, quién sabe con qué oscuros propósitos que, a la luz de otros episodios (Manual de Izquia Siches, por ejemplo, recién nombrada ministra del Interior), van tejiendo un manto de dudas sobre la transparencia democrática del Gobierno de Gabriel Boric.

 

 

 

(747)


COMENTARIOS

Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux