25 de June del 2022 a las 08:39 -
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
El Baby de Con Los Mismos Colores no sólo reparó lo que la naturaleza dañó, sino que creció en infraestructura no sólo pensando en lo deportivo, si no en lo social
El Complejo ¨Francisco Pancho Ocampo¨ lució sus mejores galas en la reinauguración con la presencia de autoridades departamentales y deportivas

Este viernes 24 de junio se reinauguraron las instalaciones del complejo Francisco “Pancho” Ocampo del Club Con los Mismos Colores. 
Es por eso que la Comisión de baby fútbol de la institución organizó evento en el que además de las autoridades del Club encabezadas por su Presidenta Natalia Rey, estuvieron el Intendente de Soriano, Guillermo Besozzi, el Ediles Luciano Andriolo, Andrea Nievas, la Directora de Arquitecura Dra. María Celia Barreiro, la Secretaria de Deportes Lic. Noemí Viera, el Coordinador de Deportes Roque Maciel, el Presidente de la Liga Asociación de Fútbol Infantil Rafael Alvarez y familiares del homenajeado, entre ellos su hijo Alejandro Ocampo, varios de ellos participaron del corte de la cinta del lugar donde se efectuaron las remodelaciones del salón y abarcando también a las demás obras efectuadas en el complejo y que a la hora de hacer uso de la palabra la Presidenta de Los Miles, Natalia Rey detalló. 
Como se recordará el complejo Francisco "Pancho" Ocampo sufrió la voladura del techo, en el temporal que azotó Mercedes en marzo pasado.
Al respecto comenzó señalando "a 87 días de aquel 29 de marzo que marcó nuestros sueños, nuestros propósitos, un episodio climático que duró 7 minutos, se llevaba más que un techo de un salón, se volaban horas de trabajo de tantas personas que han pasado por este baby, se esfumaban proyectos, se nublaba nuestra realidad.
Si bien el consuelo era no lamentar víctimas y las voces susurrabansólo es algo material vaya que el llanto era incontenible!!!".
Natalia añadió "nuestro lugar de trabajo, ese que no es remunerado en plata pero sí es satisfacción personal, ese que sólo se siente cuando cada defensor de nuestra gloriosa camiseta, se hermano, el vecino de la cancha, puede irse con una taza deleche caliente y un trozo de pan, y esa sonrisa efímera de compartir con sus pares un momentoque deja de ser sólo deporte dentro de la cancha, es la vida misma".
Apuntó al aspecto social, "aquí en las mesas de la merienda no hay un 10 goleador, un arco menos vencido, un 5 armador, un suplente, acá hay 118 niños, todos iguales, contenidos por una pequeña gran familia que gracias a aquellos anónimos gigantes de corazón y eternos agradecidos del club de sus amores, donan ese pan, esa leche, ese tiempo para revolver la olla y a la hora de finalizar cada práctica corran todos en un tumulto de emociones, gritos y risas a compartir ese momento".
Luego vino el momento de relacionar las gestiones "qué difícil se hacía cada entrevista en las puertas que golpeábamos para contener la emoción y las lágrimas, porque entendíamos que del otro lado recibían un club de baby fútbol, pero Los Colores era, es y será más que eso!!!
Y luego de días interminables para quienes asumimos el compromiso con el club, podemos agradecer a quienes entendieron que esto es más que un club de baby fútbol, que es el lugar de encuentro de generaciones, es donde se trata de brindar un espacio acorde para integrar por medio del deporte, es abrir las puertas, las miradas y la atención a la problemática social como los actores que somos y debemos ser".
Y agregó, "con la ansiedad de volver a tener el techo de nuestro tan necesario salón, se sumaba a nuestro anhelo anhelo cambiar el césped a la canchita y poder concretar la iluminación del campo de juego y así con esas ganas de salir adelante, con ese amor incondicional por este club, todo lo que se quiere, se puede".
Después de "87 largos días podemos decir, pero sobre todo podemos mostrar, el cerramiento del frente, el césped, cambio de tejido e iluminaciónn de nuestra cancha y el salón totalmente a nuevo con el equipamiento completo para que nuestro complejo "Francisco Pancho Ocampo" sea una realidad y esté como se merece.
Para finalizar sólo agradecer a cada uno de los que aportaron su granito de arena e hicieron posible todo ésto".
Concluyó expresando "en este lugar aprendimos a ser positivos, los problemas son desafíos, los obstáculos oportunidades, trabajamos en equipo, compartimos los logros y disfrutamos lo que hacemos".
Seguidamente se procedió al corte de cinta.
 

(1953)


COMENTARIOS

Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux