16 de June del 2022 a las 20:39 -
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Condenaron al policía que se quedó con la plata que le entregaron para devolverle al ciudadano que fue perdiéndola por la vía pública tras salir del Casino
El hecho ocurrió el 31 de octubre 2020, deberá cumplir 12 meses de prisión, cuatro de ellos tras las rejas, el resto en régimen de libertad a prueba con medidas cautelares

En relación a lo informado oportunamente sobre el hecho ocurrido el 31 de octubre 2020 que involucró a dos funcionarios policiales con diferentes responsabilidades, tras habérseles entregado dinero hallado en la vía pública que había perdido un ciudadano tras salir del Casino de Mercedes y uno de ellos haberse quedado con él y otra no haber denunciado en su momento el hecho, este miércoles se expidió la Justicia por medio de la Jueza Dra. Ximena Menchaca titular de Primer Turno de Mercedes (foto 2) tras haber arribado la Defensa del imputado que restaba acordar, a un acuerdo para transitar el proceso abreviado en conjunto con su defendido y la Fiscalía encabezada por la titular de 2º Turno Dra. Stella Alciaturi (foto 1) (quien definió ambas situaciones ya que la titular en el momento del hecho fue la Dra. Silvana Mastroianni quien fue trasladada a Canelones), ya que la otra funcionaria ya había sido condenada a principios de febrero omitir denunciar, mientras que este funcionario es condenado por peculado porque fue quien se quedó con el dinero.

RECORDAMOS LOS HECHOS
Surge de la investigación que el imputado Miguel Roldán, en su calidad de funcionario policial, se apropió de dinero del que estaba en posesión por razón de su cargo, pertenenciente a un particular y en beneficio propio y que la imputada Laura Mancini revistiendo la calidad de funcionaria policial, teniendo conocimiento de esos hechos ocurridos en su repartición no denunció tal circunstancia.
Con fecha 31 de octubre 2020, sobre las 21.40 horas, el Sr. M.A.M.V. salió del Casino sito en calle Rodó entre Artigas e Ituzaingó de Mercedes, habiendo cobrado la suma de $ 185.963, guardando el dinero en el bolsillo del pantalón.
El mismo se fue del lugar en su moto por calle Rodó, dobló por calle Ituzaingó, luego por calle Sánchez hasta Pozzolo, posteriormente tomó calle Ansina hasta llegar a su domicilio en calle Alambarri, lugar donde se puso a contar el dinero, percatándose que le faltaba la suma aproximada de $ 40.000.
Cuando M. circulaba por calle Sánchez, a la altura de la intersección con calle Braceras, donde hay una pizzería llamada ¨La Familiar¨, varias personas que se encontraban en la zona pudieron ver que cuando el denunciante pasó por el lugar, se le iban cayendo billetes, y a pesar de que le gritaron advirtiéndole, el mismo no escuchó y continuó la marcha.
En el lugar estaban presentes las jóvenes Y.O. y D.B. de 18 y 17 años respectivamente, las que ayudaron a levantar el dinero, resultando ser la suma de $ 24.000, entregándoselo al testigo M.F., quien trabaja en la pizzería mencionada.
Dicho día también se encontraban trabajando en la pizzería mencionada, los testigos M.L. y G.F.
Posteriormente O. y B. continuaron la marcha por calle Sánchez y en la intersección con calle Cassinoni, vieron que había más dinero en el pìso, a lo que dicidieron concurrir a la casa de la abuela de O., desde donde llamó a su padre, el Sr. Amílcar Ortiz, el cual es funcionario policial, para preguntarle que tenían que hacer con el dinero. Es así que Amílcar Ortiz las fue a buscar hasta allí, yendo los tres a la Seccional policial 1ª sobre las 22.45 horas, entregando la suma de $ 8.000, informando que en la pizzería había más dinero.
Mientras que los anteriores estaban radicando la denuncia, llegaron a la oficina los imputados Miguel Roldán y Laura Mancini los que estaban de guardia ese día, a quienes el Oficial Matías Rodríguez les pidió que concurrieran a la pizzería mencionada a consultar por el dinero hallado.
Es así que ambos imputados, concurrieron en el móvil policial matrícula SMI 1659, conducido por Roldán. Al llegar al lugar, ambos funcionarios se entrevistaron con M.F. quien les entregó la suma de $ 24.000, haciéndole firmar un acta de incautación, retirándose del lugar, habiéndole sacado el testigo una foto al móvil a las 22.55 horas.
Sobre las 23.35 horas de ese mismo día, el Oficial Matías Rodríguez, le envió un mensaje de texto a Roldán por la aplicación de mensajería Whatsapp para consultarle si habían podido incautar el dinero, contestándole el imputado que el repartidor no estaba y que por tal motivo concurrirían más tarde.
Al regresar a la Seccional policial sobre las 00.15 horas, el Oficial Rodríguez les consultó a ambos imputados sobre el resultado de la diligencia, manifestando el Cabo Roldán que el propietario de la pizzería desconocía la existencia de algún dinero y que en caso que el dinero se lo hubiesen entregado al repartidor, el mismo en ese momento no se encontraba en la pizzería, por lo que Rodríguez les ordena que previo a que el local cierre, próximo a las 01.00 o 01.30 horas concurran nuevamente a entrevistarse con el repartidor y que en caso que lograran la incautación lo llamaran por teléfono, a efectos de guardar bajo llave el dinero junto al entregado por Ortiz.
Por su parte, la Cabo Mancini teniendo conocimiento de la incautación realizada, no le comunicó a su superior lo ocurrido en oportunidad de que Roldán le faltara a la verdad en su presencia, teniendo conocimiento que éste se había quedado con el dinero pertenenciente a M. para su provecho.
El testigo M.F. esa misma noche decidió realizar una publicación en la red social Facebook dando aviso que habían encontrado dinero y que fue entregado a la Seccional 1ª.
Es así que Laura Mancini llamó a F. sobre las 1.21 horas de la madrugada ya del 1 de noviembre de 2020 desde el abonado 2030 6960 (teléfono perteneciente a la seccional), para consultarle si él había realizado tal publicación en Facebook, ya que habían aparecido dos personas preguntando por esa circunstancia, pidiéndole que borrara la publicación.
Posteriormente F. ese mismo día en horas de la mañana, recibió una llamada del denunciante M. desde el abonado 4532 1..., a quien le contó que había entregado la suma de $ 24.000 a la Policía.
M. concurrió a la seccional, lugar donde le informaron que sólo había $ 8.000 que fueron llevados por un policía de apellido Ortiz, enviándole un mensaje M. a F. de que en la seccional no había la suma que él le dijo haber entregado.
El Oficial Rodríguez, quien ingresó al turno a las 7.30 horas, no constató ningún informe sobre alguna incautación de dinero, consultando a la Sub Oficial Mayor María del Luján Giménez quien ingresó al turno de 5.00 a 13.00 horas del día 1 de noviembre de 2020, la cual le manifestó que tampoco había recibido ningún dinero o información sobre el mismo por parte del imputado Roldán.
Sobre las 9.15 horas dicho oficial, atendió al denunciante M. quien le contó que había ido al Casino y extravió entre $ 30.000 y 40.000, y que observó en la red social Facebook la publicación de F. quien le manifestó que le entregó el dinero a la Policía, momento en el cual el oficial se percató de que los imputados se habían quedado con el dinero.
Posteriormente y una vez citados a la Unidad de Investigaciones ambos imputados, se procedió a la incautación de la suma de $ 24.000 en la persona del imputado Miguel Roldán.
Efectuadas las pericias a los teléfonos celulares de los imputados, surgen las comunicaciones efectuadas entre ambos el día del hecho 31 de octubre de 2020 y el 1 de noviembre de ese mismo año, de las que se desprende la voluntad de Roldán de no entregar el dinero del cual se había apropiado y del conocimiento que Mancini tenía sobre los hechos no habiendo denunciado dicha circunstancia.

EL FALLO JUDICIAL SOBRE LOS DOS
A principios de febrero ppdo. la Dra. Ximena Menchaca en su fallo condenó a Laura Verónica Mancini Ortega como autora penalmente responsable de un delito de omisión de los funcionarios en proceder a denunciar delitos especialmente agravado a la pena de 8 meses de prisión, pena que está siendo cumplida en régimen libertad a prueba, conforme lo establecido en el art. 295 del CPP, imponiéndole las siguientes obligaciones: a) Residir en un domicilio donde pueda ser supervisado por la OSLA; b) Someterse al control y supervisión de la OSLA; c) Presentación ante la seccional de su domicilio a razón de una vez por semana; d) Cuatro meses de arresto domiciliario nocturno en el horario comprendido entre las 22.00 a las 7.00 horas; e) Dos meses de prestación de trabajo comunitario, a razón de seis horas semanales. Notifícándose a la víctima a efectos de dar cumplimiento del art. 273.7 del CPP. A su vez se ofició a Migraciones por el cierre de fronteras, mientras dure el régimen de libertad a prueba.
Mientras tanto este miércoles, la Dra. Ximena Menchaca procedió a condenar al funcionario policial Miguel Angel Roldán Sosa de 37 años, como autor penalmente responsable de “un delito de peculado”, a la pena de 12 meses de prisión a cumplir de la siguiente manera: A) 4 meses de prisión de cumplimiento efectivo, con descuento de las medidas cautelares cumplidas. B) 8 meses a cumplir en régimen de libertad a prueba, imponiéndose las siguientes obligaciones: Residir en un domicilio donde pueda ser supervisado por la OSLA; someterse al control y supervisión de la OSLA; 2 meses de arresto domiciliario total, a partir del 3er mes, presentación ante la seccional de su domicilio a razón de una vez por semana; a partir del 3er mes, dos meses de prestación de trabajo comunitario a razón de seis horas semanales. Inhabilitación especial por el plazo de 2 años.

(2523)


COMENTARIOS

Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux