06 de April del 2022 a las 16:55 -
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
ALADI advierte que el comercio intrarregional es clave para la seguridad alimentaria
El organismo organizó un webinar sobre los desafíos ante la crisis global en la comercialización de fertilizantes generada por la guerra entre Rusia y Ucrania.

Para entender el impacto de la guerra entre Rusia y Ucrania en la seguridad agroalimentaria global y regional, la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), organizó el webinar “Fertilizantes y Agronegocios: desafíos para la seguridad alimentaria ante la guerra en Ucrania”, en la previa a la Semana de los Fertilizantes en Conexión Empresarial, una herramienta al servicio de los empresarios para impulsar la búsqueda de fuentes de suministro alternativas en la región.

 

El secretario general de ALADI, Sergio Abreu, dio inicio al webinar destacando el esfuerzo de la organización para “acercar instrumentos digitales que vayan al encuentro de las dificultades que se plantean a nivel global, en particular por la trágica circunstancia de una guerra que tenemos que condenar y evitar”.

 

Rusia y Ucrania son líderes en el mercado de cereales y fertilizantes, por lo que el conflicto afecta al comercio internacional de estos productos, además de poner en riesgo la seguridad internacional, alimentaria y energética, con impactos en los 13 países que integran la ALADI.

“Nuestra región es la más desigual del planeta. Por la pandemia han desparecido más de 30 millones de puestos de trabajo, y ahora, con el incremento de precios, la tasa de pobreza tiende a aumentar en términos generales porque la hermana siamesa de la guerra es la inflación, el impuesto más insensible, sobre todo para los consumidores que viven de menguados ingresos”, explicó Abreu.

Lo que suceda con el mercado de fertilizantes es importante para los países de la ALADI, ya que el 96% de la importación de estos productos proviene de afuera de la región, cuya cadena productiva está basada en la producción de alimentos. En este sentido, el secretario general sostuvo que existe una “contradicción estratégica entre una región que importa insumos para su producción pero no encuentra elementos que faciliten el intercambio amparado en preferencias arancelarias de tratados entre países”.

Al respecto, explicó que si se pudiera establecer un sistema de producción intrarregional, los empresarios se verían beneficiados con 97% menos de aranceles en fertilizantes y 86% menos en cereales.

Abreu hizo hincapié en la importancia de unir la voluntad política con los empresarios y los instrumentos que se requieren para tener más inversión, empleo y paz social, y por eso expresó que con la herramienta Conexión Empresarial que desarrolla ALADI, las empresas que exporten o importen este producto podrán “buscar respuestas puntuales para ver cómo se solucionan los problemas de abastecimiento, y también cuestiones a mediano plazo”.

A continuación, fue el turno de Roberto Rodrigues, coordinador del Centro de Agronegocios de la Escuela de Economía Fundación Getulio Vargas, quien disertó sobre las perspectivas y posibles respuestas desde Brasil, y sostuvo que debe existir un “fuerte apoyo de los gobiernos con créditos y garantías” para los empresarios de este sector.

 

Luego hicieron uso de la palabra William Arteaga, ex viceministro de Agricultura de Perú, que brindó un panorama general sobre los agronegocios y los retos de ese país en la coyuntura actual, y Omar Alarcón, vicepresidente nacional de Operaciones de la petrolera boliviana YPFB, que se refirió a la situación de Bolivia y a su planta del fertilizante urea.

 

Antes del cierre, el embajador Enrique Delgado, de la Dirección General de Integración y Mercosur del Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay, brindo una charla sobre los desafíos para los países productores de alimentos y el comercio intrarregional, y destacó el rol de ALADI como el “ámbito natural para que los países miembros desarrollen estrategias mancomunadas con formatos modernos y flexibles, que permitan generar mayor sinergia entre la apertura regional y global”.

 

A modo de conclusión, Abreu sostuvo que los instrumentos de ALADI permiten “combatir la desigualdad, abrir oportunidades y dar a nuestros países una menor dependencia externa, que demuestren que el esfuerzo vale la pena, y que las pymes están respaldadas para que después de las dificultades puedan encontrar una solución”.

La “Semana de los Fertilizantes en Conexión Empresarial” se desarrollará del lunes 4 al viernes 8 de abril. Durante los cinco días funcionará una agenda online a través de la cual funcionarios de ALADI atenderán consultas y ofrecerán asistencia técnica a las empresas que estén operando en la herramienta y lo requieran.

 

Los interesados en participar pueden registrar su empresa y los productos que demandan u ofrecen en el link pymesgrandesnegocios.org/conexion-empresarial.

 

 

 

 

 

(810)


COMENTARIOS

Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux